viernes, 20 de enero de 2017

Té de jengibre contra el resfriado

El té de Jengibre es uno de los preparados más tradicionales en medicina tradicional china y medicina natural en el mundo para curar y combatir catarros y resfriados.

Para preparar un buen té de Jengibre, deberás rayar una cucharada de raíz de jengibre fresca para hervirla en una o dos tazas de agua. Teniendo en cuenta que el jengibre también se consigue en polvo, puedes usar media cucharadita para lo mismo. Habrá que hervir el jengibre durante 20 minutos a fuego lento. Si quieres aprovechar mejor su efecto descongestivo, inhala el vapor mientras la infusión está sobre la hornilla.

Esto dilatará los bronquios, aliviando su constricción y ayudando a eliminar las mucosidades.

Puedes agregarle al té de jengibre un poco de miel o azúcar morena. Conviene tomarlo con el estómago vacío, para que tu organismo lo absorba mejor. De hecho, el té de jengibre tendrá un efecto benéfico sobre el estómago, aliviando dolores, estimulando el apetito y mejorando la digestión. Bébelo dos o tres veces al día, hasta que pasen los síntomas del resfriado.

Puedes guardar el té de jengibre en el refrigerador y mantenerlo fresco colocándolo en un poco de jerez; aprovechándolo incluso cuando tengas un futuro resfriado después de mucho tiempo.

No deberías beber té de jengibre si tienen problemas de coagulación, ya que esta substancia es anticoagulante. Tampoco abuses de él, ya que podría provocar acidez estomacal.


Fuente: http://www.plantasmedicinales10.com/



banner
Anterior
Proxima