lunes, 9 de enero de 2017

Sepa como puede reproducir los claveles

Resultado de imagen para claveles

A la hora de reproducir una planta de clavel, existen diversas alternativas entre las que escoger, según nuestras necesidades o preferencias. De esta forma y con una serie de cuidados básicos, conseguiremos que nuestro hogar luzca bonito y lleno de color gracias a los claveles. Aunque son muchas las variedades existentes de esta misma flor, lo cierto es que los métodos de multiplicación vienen a ser los mismos.

1 La reproducción o multiplicación de claveles puede realizarse de dos formas distintas: por esquejes o por semillas. Cabe destacar que cada una de estas técnicas cuenta con sus ventajas y desventajas, por lo que deberemos valorar ambos aspectos y decidir cuál nos interesa más a la hora de plantar claveles.

2  De este modo, reproducir claveles a través de esquejes consiste en multiplicar estas flores a partir de brotes de una planta de clavel ya crecida denominada planta madre. Estos tallos deberán tener dos o tres hojas ya formadas, mientras que el resto estarán todavía en fase de desarrollo por lo que será capaz de echar raíces por la parte inferior. Suelen sacarse de la parte media de una planta madre de 10 o 12 meses y, según la variedad de clavel, podrán medir entre 4 y 9 cm.

3 La reproducción a través de esquejes de clavel suele ser rápida siempre y cuando la planta haya sido capaz de enraizar correctamente. Aun así, es importante saber que esta forma para plantar claveles en muchas ocasiones es afectada por virus y bacterias; es por ello que se recomienda optar por esquejes especialmente pensados para esta tarea. Del mismo modo, como desventaja de este método, algunas de las plantas de clavel que han nacido por esquejes no disponen de olor en sus flores.

4 Con esto queremos decir que en lugar de optar por arrancar tú mismo/a los esquejes de una planta de clavel, será recomendable que te dirijas a una tienda o centro de jardinería donde podrás adquirir esquejes de clavel debidamente tratados.

5 Por otro lado, como ya apuntábamos, los claveles también se reproducen por semillas, aunque se trate de una técnica más lenta que la anterior. De este modo, cabe la posibilidad de extraerlas de plantas de clavel u optar por comprarlas directamente en una tienda de jardinería, que siempre resulta mucho más eficaz.

A la hora de plantar claveles a través de semillas, se recomienda hacerlo a través de semilleros y cuando las plántulas estén un poco crecidas, deberás trasplantarlas dejando una distancia de 10 cm de un clavel a otro.


Fuente: http://hogar.uncomo.com/


banner
Anterior
Proxima