martes, 13 de diciembre de 2016

Te ofrecemos la lista de flores comestibles en Venezuela















Coloridas y aromáticas, las flores se utilizan en la decoración de platos y postes en todo el mundo, pero también se comen. Como guarnición o acompañantes de pescados y carnes éstas son fuentes de vitaminas y minerales. Sigue leyendo y descubre algunas de las flores comestibles más populares:

Brócoli y coliflor: uno verde y la otra blanca pero ambos son flores, no vegetales. De tallo grueso, estas flores tienen racimos compactos y pequeños que se cocinan al vapor, en ensaladas, al gratén y hasta en sopas.

Rosas: desde hace siglos los pétalos de rosa se han utilizado para preparar mermeladas, infusiones y almíbares. De sabor dulce la gran mayoría, éste puede variar y ser algo picante, según la especie. Como flores comestibles, son ingredientes de postres como tortas y helados, aunque también dan gusto y aroma a platos orientales como el cuscús. Los pétalos escarchados se consideran un manjar en Europa.

Lavanda: uno de los componentes tradicionales en la perfumería también se usa en la gastronomía. Las flores de la lavanda son comestibles, ideales para tés, dulces y para aromatizar ensaladas y sopas tipo crema. También van muy bien con carnes blancas como el pollo y el conejo para una salsa gourmet.

Caléndulas: son de color amarillo tostado o naranja. Estas flores comestibles tiene un sabor similar al del azafrán, de hecho, sus pétalos secos y en polvo se usan para darle color a guisos y arroces. Si los pétalos son frescos, se usan en ensaladas y para sopas tipo caldos.

Tulipanes: toda la flor es comestible, desde los pétalos que se añaden crudos a ensaladas, hasta los capullos que se usan como verduras para sopas. Los tulipanes son flores muy coloridas, por lo que los platos, al servirse, son vistosos y fragantes.

Violetas: esta flor se emplea tanto fresca como seca en diversas recetas. De sabor dulzón e intenso aroma, las violetas es uno de los ingredientes favoritos en la repostería. Sirven para hacer mermeladas, caramelos, sorbetes e infusiones, también se escarchan sus pétalos para degustar o decorar los platos.


Flores de calabacín: una de las más populares, tienen una textura suave, delicada y un gusto dulce. Además de las sopas, estas flores comestibles se pueden rellenar de queso mozzarella y rebosarse o prepararlas como tempura. Otros rellenos incluyen carne, pollo y un mix de vegetales. También se usan para tortillas.


Las flores comestibles son frescas y gustosas, sin embargo se debe tener cuidado al comprarlas y leer las etiquetas para comprobar que no hayan sido cultivadas con químicos. Por lo general, se envasan en bolsas o recipientes plásticos pero no duran mucho en la nevera porque se marchitan.

Fuente: http://ve.emedemujer.com/
banner
Anterior
Proxima