viernes, 23 de diciembre de 2016

Si, es cierto, existe la mata de Acetaminofén

El boldo,  Plectranthus ornatus [o Plectranthus neochilus]  es una planta que posee sus principales capacidades concentradas ante el sistema digestivo, aunque además es diurética.

Esta planta conocida comúnmente como “boldo paraguayo”, “falso boldo”, “boldo rastrero”, “boldo chino” o “la planta de acetaminofen” está ampliamente difundida como medicinal en Paraguay y Brasil, habiéndose comprobado sus propiedades antiulcerosas, digestivas y hepatoprotectoras.

La planta de boldo se ha convertido en una de las predilectas dentro del mundo de la fitoterapia y  es que sus propiedades medicinales son realmente abundantes, entre ellas se cuentan la de ser colagogo y colerético, tener propiedades sedantes y hasta flavonoides, muy buenos como antioxidantes. 

Posee propiedades diuréticas, digestivas y vermífugas de modo que se utiliza en casos de, dispepsias hiposecretoras, estreñimiento, entre otros.

Entre otras de sus propiedades están aliviar las migrañas vinculadas con disfunciones biliares y la cistitis.
Asimismo actúa como coadyuvante en los procesos digestivos, por lo cual el consumo de infusiones con hojas de esta planta es muy útil para tratar situaciones de estreñimiento e irregularidades en la digestión.

El boldo actúa favoreciendo la eliminación de gases acumulados en el tubo digestivo, por lo cual es sumamente recomendado su consumo para casos de meteorismo, flatulencia y cólicos estomacales. Por otro lado presenta excelentes propiedades diuréticas, beneficia la eliminación de líquidos del organismo, con lo cual suele ser muy recomendado su consumo para casos de cistitis, nefritis, para tratar problemas de artritis o reuma, como además para las infecciones urinarias.

Por todo esto el boldo se ha convertido en una de las plantas más empleadas dentro del espectro de la fitoterapia por dadas sus múltiples propiedades beneficiosas para el organismo se ha ganado un lugar como herramienta de cabecera en la medicina natural. Enfermedades del hígado (hepatitis, cólicos, estreñimiento), fiebre, trastornos estomacales, indigestión, distensión abdominal, estreñimiento, apatía, insomnio, cálculos biliares, resacas, reumatismo, amebas, problemas del corazón.

Su consumo más habitual suele ser el de infusión. Esta se obtiene hirviendo un gramo de hojas secas por cada taza de agua durante 15 minutos, dejando reposar y colando, también se puede hacer con hojas frescas 5 ó 6 hojitas por taza de té. Puedes consumir esta infusión  de boldo, hasta tres veces al día.

Asimismo, el boldo tiene algunos efectos secundarios y contraindicaciones. Lo ideal es que no sea consumido por personas que sufren de irritaciones renales, así como tampoco por mujeres embarazadas ni pacientes de enfermedades hepáticas graves. También es recomendable interrumpir su uso después de períodos largos (no más de tres semanas suele ser lo idóneo). Es una planta que tendría que ser consumida en dosis bajas, ya que tiene alcaloides presentes en su composición. Además se debe evitar durante el embarazo y la lactancia por estas razones.

Fuente: http://semillasyfrutos.blogspot.com/



banner
Anterior
Proxima