martes, 27 de diciembre de 2016

Fruta típica en Venezuela conocida como POMAGÁS o POMALACA


Es un árbol originario de la península Malaya, en Asia, que se cultiva en la América tropical por sus frutos comestibles, el valor ornamental y la vistosidad de sus flores. 

En Venezuela es conocido como pomagás, que significa manzana de gas, y en los primeros meses del año es común ver en las carreteras de Sucre y Monagas a los vendedores de esta fruta. En algunas regiones también se le conoce como pomalaca, pera de agua, marañón japonés, caujuilito y jamelac. 

El pomagás se reproduce fácilmente por semillas, presenta un crecimiento lento pero tiene larga vida. Crece bien en tierras cálidas; no requiere de terrenos especiales, pero prefiere los húmedos y fértiles protegidos de fuertes vientos. En algunas zonas de Asia se cultivan variedades sin semillas. 

El árbol mide de 6 a 20 metros, tronco corto y erecto con corteza algo lisa o ligeramente agrietada. 

Las flores del pomagás son de color rojo purpúreo agrupadas en cimas, muy numerosas, sobre ramas gruesas y no tienen olor. Cada flor tiene una base en forma de embudo de color verde púrpura claro. 

Los frutos son unas bayas de color rojo purpúreo, pero a veces rosado o blancuzco, con una pulpa blanca de textura jugosa, esponjosa, con una semilla redonda grande de color castaño claro. Tienen un olor muy similar al de una rosa, y sabor ligeramente dulce. Florece y fructifica durante todo el año y es común en los parques y plazas de Venezuela. 

La fruta por su bajo contenido de azúcar, es usada en dietas para adelgazar y en la de diabéticos. Se consume cruda. Es insípida y con un cierto sabor a manzana. Con ella se prepara un dulce, refinado, que toma un tono violáceo al hervirla. 

En Puerto Rico fabrican vinos tintos y blancos con la fruta que se recolecta tan pronto como esté con el color completo, sin permitir que caigan al suelo, de inmediato se remojan en agua hirviendo durante un minuto para destruir las bacterias y los hongos de la superficie. Se le quita la semilla, se pasa por un molino de carne y con el jugo y la pulpa resultante se elabora el tinto. Para el blanco se utiliza sólo el jugo. 

Los estambres de las flores, ligeramente agrios, son usados en la preparación de ensaladas. 

En Indonesia, las flores se comen en ensaladas o se conservan en almíbar. Las hojas jóvenes y los brotes, antes de tornarse verdes, se consumen crudos con arroz o se cocinan y se comen como verdura. Es frecuente también preparar una tisana.


Propiedades nutricionales

Es una fruta de alto contenido de agua y calorías en forma de azúcares. También es importante en su composición la presencia de calcio, fósforo, hierro, tiamina, riboflavina, niacina y vitamina C.
Usos culinarios
Se consume como fruta fresca por su sabor dulce y agradable, aunque algunas personas la consideran insípida. Tiene un aroma particular y suave textura. Con los frutos maduros se preparan dulces deliciosos que toman un color espectacular al cocinarse. También se pueden utilizar en ensaladas y bebidas. La piel hervida origina una bebida color violáceo rica en vitamina C y muy sabrosa. También se puede usar para preparar salsas que acompañan bien platos vegetarianos y aves. Los frutos ligeramente inmaduros se pueden encurtir con vinagre y especias. En indonesia las flores se utilizan en ensaladas o en conservas. En puerto rico preparan bebida alcohólicas basadas en la fermentación de este fruto.
Selección y forma de conservación
Dependiendo de para qué se va a utilizar se seleccionan las frutas maduras o pintonas. Son difíciles de recoger del árbol por la altura, normalmente se recolectan los frutos que van cayendo al suelo y se lavan muy bien. Lo mejor es comérselo fresco, en la nevera puede durar una semana.

Fuente: https://esnobgourmet.com/


banner
Anterior
Proxima