jueves, 8 de diciembre de 2016

Cómo cuidar y conservar la flor de Navidad


La Flor de Pascua es también conocida como Flor de Navidad, ya que florece en esa época del año en el hemisferio norte. Conozcamos más sobre sus cuidados.

La flor de pascua es una planta de interior, que si sabemos sobre su cuidado y mantenimiento, puede brindarnos su belleza durante varios años sin problemas.

Esta planta posee hojas de color verde oscuro, con bordes dentados; y la flor es lo que da la real decoración. Adquiere su mayor esplendor en la época de floración (noviembre, diciembre y enero ). Sus flores obtienen un color rojo intenso que destaca su presencia en donde se encuentre.
Al comprar la flor de pascua, es indispensable controlar que la misma no tenga tallos rotos, podridos u hojas con manchas. Tampoco es aconsejable adquirirla en tiempo frío, sobre todo si está en el exterior, ya que al ingresarla en nuestro hogar y sufrir un cambio brusco de temperatura, puede provocar que la misma se marchite.

Si bien esta planta es bastante delicada, podríamos decir que el punto clave se encuentra en la humedad, ya que el ambiente seco puede hacer que pierda sus hojas y muera.

Temperatura

Lo primero que debes saber es que se trata de una planta que está acostumbrada a temperaturas agradables de entre los 15 grados y los 20 grados. Es por ello que debes evitar que la planta pase frío ya que ello puede provocar daños en la misma. Un exceso de temperatura o la falta de humedad pueden ser también causantes de la caídas de las hojas de la flor de Pascua. Es por ello que debes tenerla en un ambiente húmedo y en un lugar en el que no haga demasiado frío ni calor.

Riego

Un riego adecuado es esencial para conseguir que la flor de Pascua dure bastante y no se eche a perder después de las fiestas navideñas. Es importante no pasarse en le riego ni tampoco hacerle pasar sed. La mejor forma para regar la flor de Pascua consiste en ponerle un plato con agua por debajo, para que la planta pueda absorber la propia agua sin problemas.

Ubicación

A la hora de colocar la flor de Pascua, es aconsejable ponerla cerca de una ventana ya que la luz del exterior es perfecta para ella. Debes tener cuidado de que en la zona en la que se encuentre la flor de Pascua no se formen corrientes de aire ya que puede provocar daños en dicha planta. El exceso de aire es una de las causas más comunes de la caída de hojas de la flor de Pascua.

Abono

Si quieres tener la flor de Pascua en perfectas condiciones es importante que cada dos riegos aportes un abono líquido al agua. Con dicho abono te aseguras que la planta no sufra ninguna carencia y pueda florecer sin grandes problemas. No debes sobrepasar la cantidad de abono y hacerlo según indique el fabricante del mismo.

Floración

Una vez pasado el mes de febrero, la flor de Pascua irá perdiendo poco a poco las hojas por lo que es el momento perfecto para podarla. Para ello debes cortar por la mitad todos los tallos de dicha planta. Los tallos cortados puedes usarlos para hacer esquejes y en relación con la flor de Pascua debes plantarla en el jardín o pasarla a una maceta mucho mayor. De esta manera podrás volver a disfrutar de una maravillosa y colorida flor de Pascua para las próximas navidades.
En cuanto a las plagas y a las enfermedades, la flor de Pascua no es un tipo de planta que sufra dichos problemas por lo que no debes preocuparte en exceso por ello. Los problemas que suele padecer la poinsetia suelen venir a causa de los cuidados inadecuados como puede ser en el caso del riego o del lugar de ubicación dentro de la casa.
Como has podido ver, no tienes porque decirle adiós a la famosa flor de Pascua a primeros de años. Con una serie de cuidados por tu parte, podrás disfrutar de esta colorida y maravillosa planta durante todo el año. Espero que hayas tomado buena notas de dichos consejos y puedas disfrutar del mayor tiempo posible de tu flor de Pascua.

Fuente: http://jardinplantas.com/

banner
Anterior
Proxima