viernes, 30 de diciembre de 2016

¿Alguién quiere comer guama?

Los guamos  de la familia de las Mimosáceas son Árboles que producen unos frutos de tipo legumbre. La mayoría de estos frutos poseen una pulpa que envuelve a las semillas, de sabor dulce y agradable. Debido a la escasa cantidad de pulpa que poseen no se los cultiva como frutales, sino como árboles de sombra.

El Guamo, llamado por los botánicos Inga spectabilis, es un árbol muy interesante de la familia de las 
legumbres, de 5 a 15 metros de alto, de tronco corto, copa globosa y  frondosa que se ramifica casi desde la base de la planta. Se le llama guamo cajero o guamo machete. Se propaga por semillas y es un árbol usado como sombra para cultivos como el cacao.

Las inflorescencias del guamo son muy productivas. Cuando florecen producen numerosas flores, que duran abiertas unas 24 horas ofreciendo néctar a los tucusitos durante el día y a las mariposas nocturnas durante la noche. Al siguiente día, un nuevo grupo de flores recién abiertas toma el lugar de las que ya están mustias.

Desde diciembre hasta abril, los tucusitos de la especie Amazilia fimbriata están en época de reproducción y a veces se observan cinco o seis individuos disputándose el néctar de las flores. 


Aparentemente establecen territorios compuestos por varios grupos de flores. Por la noche, al alumbrar las flores con una linterna, pueden verse las mariposas nocturnas revoloteando sobre las flores, como pequeños helicópteros de ojos rojos, que maniobran flotando en un mismo sitio para libar néctar con sus largas trompas llamadas proboscis.

Los frutos del guamo son un recurso muy apetecido por el ser humano y por muchos animales.


Fuente: http://www.mucubaji.com/



banner
Anterior
Proxima