miércoles, 23 de noviembre de 2016

Descubre el encanto de la flor de Narciso












Narcisos

El Narciso viene a tener significados en torno a la fe, la honestidad, la verdad, el perdón y la franqueza.

El Narciso es indicativo de renacimiento, nuevos comienzos y la vida eterna. También simboliza el amor no correspondido. Un único narciso predice una desgracia mientras que un ramo de narcisos indica alegría y felicidad.

Son siempre expectantes en su vuelta cada primavera, y con su regreso se nos recuerda que su belleza es capaz de hacernos aguantar para verlos incluso las tribulaciones e inviernos más duros.

Puedes dar narcisos a alguien cuando quieras pedir perdón o a una persona como una muestra de agradecimiento por su honestidad.

El narciso puede darse en muchos colores, pero su color tradicional es el amarillo. El amarillo se asocia con el chakra del plexo solar, y por lo tanto nos habla: Resplandor, Centralidad, Vitalidad, Energía, cuestiones fundamentales, Vida.

Los narcisos representan en el reino vegetal la frugalidad de la belleza, florecen 120 días después de haber sido plantados pero su esplendor apenas ve solamente 20 veces el sol. En menos de tres semanas, los narcisos se marchitan y mueren para siempre.

El narciso es una flor agradecida, ya que generalmente soporta bien temperaturas bajas siempre que no sean extremas, aunque lo más adecuado es que estén en zonas de clima suave. Su riego ha de ser constante pero no excesivo. La época ideal de plantación de esta bonita flor es entre los meses de septiembre y noviembre. Debido a la gran altura que puede alcanzar la flor (hasta 40 cm, dependiendo de la variedad) sus bulbos han de plantarse con el ápice hacia arriba y a una profundidad del doble que su altura, y con una separación entre bulbos de unos 10 cm. Para su cultivo se recomienda no mezclar estas flores con ninguna otra variedad, ya que su savia es tóxica para otras plantas y puede marchitarlas.



banner
Anterior
Proxima