jueves, 10 de abril de 2014

Orquídeas de Venezuela (2014)

La familia de las orquídeas es la más grande del reino vegetal con más de 30.000 especies y unos 800 géneros. En Venezuela se han descrito 1.250 especies de ellas y es considerada esta flor como una de las más exóticas.


Las flores siempre han significado para las personas algo muy especial. Para algunas es símbolo de amor, ternura, amistad y para otros es un producto comercial, entre ellos se puede mencionar la industria del perfume.
Las flores son motivo desde siempre de elogio, admiración y Venezuela en este aspecto ha sido privilegiada al tener la mayor variedad de estas plantas, entre las que se pueden mencionar las trinitarias, violetas, petunias, orquídeas, entre otras muchas especies.



Vamos a conocer en esta ocasión a una de las flores más exóticas de nuestro país, la orquídea, entre ellas está nuestra Flor Nacional, la cual es originaria de la Cordillera de La Costa. El 23 de mayo de 1951 fue declarada como Flor Nacional.

Popularmente es conocida como la flor de mayo.
Su nombre científico es Cattleya mossiae en honor a William Cattley, quien cultivo en 1818 los primeros bulbos en Inglaterra. Pero vamos a conocer un poco más sobre esta flor y su forma de cultivo. Conoceremos la opinión de dos expertos con años de experiencia en cultivos de orquídeas.

Orquínagua
Entrevistamos a los señores Ángel Cazorla y el abogado Víctor Sarmiento, ellos son miembros de la Sociedad de Cultivadores de Orquídeas de Naguanagua (Orquínagua), que es una organización sin fines de lucro, dedicado al cultivo divulgación y propagación de las

orquídeas.

Nos explicó el doctor Víctor Sarmiento, que esta organización nació el 15 de agosto de 1996, esto fue una inquietud del cronista de Naguanagua, el licenciado Armando Alcántara Borges, quien hizo un llamado a las personas que se dedicaban al cultivo de orquídeas para realizar una exposición que sería en honor a Nuestra Señora de la Begoña.
Desde entonces nace Orquínagua, que se convirtió en una asociación civil conservacionista enmarcada en esta región, que además, se unen al trabajo de otras organizaciones que luchan a favor de un mejor ambiente.


Cultivo de orquídeas

El señor Sarmiento señaló que las orquídeas son plantas de muy fácil cultivo y se necesita, lógicamente, de dedicación como todo lo que emprendemos en la vida. Indicó que Orquínagua no tiene sede propia, sin embargo, se reúnen en La Fundación Jardín Botánico de Naguanagua-Carabobo, donde dictan cursos y talleres, explicó el doctor Sarmiento, que la orquideología es una ciencia motivadora, ya que estudiar y cultivar estas plantas exóticas hace que las personas sean más sensibles ante la naturaleza.

Un rabito
Otro especialista en el cultivo de las orquídeas es el señor Ángel Cazorla, y nos indicó que era muy raro que en cualquier hogar venezolano no exista un “rabito” de esta planta floreada.



En el fondo todos somos cultivadores de esta bella planta, ya que por lo general cuando visitamos algún familiar o amigo y estos tienen orquídeas les pedimos un pedacito (rabito), comenzando de esta manera el cuidado y amor a la flor.
Como anécdota el señor Cazorla señaló que cuando era niño hizo un curso para el cultivo de estas plantas, se puso a experimentar con las orquídeas de su abuela, lo cual no resultó ya que, le dañó las flores, obligándolo hacer otro curso más profesional, y con el tiempo logró recuperar las plantas dañadas. Pero considera que el cultivo de esta flor es fácil pues hay cursos de introducción muy buenos.

Un cuidado especial


El señor Cazorla explicó que aquellas personas que les han regalado una orquídea y no tiene conocimiento de como cuidarla debe preguntar como mantenerla. Es bueno recordar que estas plantas son como niños, hay que darles vitaminas especiales semanalmente para su total cuido y desarrollo.

El orquideólogo se refirió al cuidado que hay que tener con las orquídeas, entre ellas está, el no exponerlas a pleno sol, sino más bien a luz quebrada, o sea el sol en la mañana o bien entrada la tarde.
Plantas epífitas

Retomando la conversación con el doctor Víctor Sarmiento, decía que estas plantas no son parásitas como generalmente se ha creído, sino más bien del tipo epífitas, es decir aquellas plantas que se adhieren a otros organismos sólo para fijarse, en otras palabras las orquídeas no tienen comportamiento de parasitismo, en realidad ellas son plantas saprofíticas, o mejor dicho son flores que obtienen sus nutrientes a través de organismos en descomposición sean estos vegetales o animales.

Cuido del ambiente
Orquínagua no es solamente el cultivo, educación y propagación de la orquídea, también esta institución mantiene su lucha por el ambiente y la preservación de muchas especies como por ejemplo un Samán emblemático que tiene más de 400 años y está dentro de la Fundación Jardín Botánico de Naguanagua, el cual presenta problemas de follaje y muchas ramas secas entre otras características que no son normales.


Es bueno destacar, dijo el doctor Sarmiento que en la preservación de este árbol hay un grupo multidisciplinario de ingenieros agrónomos, botánicos, zitopatólogos, entre otros, avocados a la recuperación de este hermoso Samán. Destacó, que Orquínagua, por ser una organización conservacionista y se involucra en proyectos que van en defensa del medio ambiente.
Agregó que en el cerro Sabana de la Guardia se comenzó en comunión con otros entes conservacionista la reforestación de este sitio emblemático, donde se libró una batalla a favor de la Independencia en 1822

Talleres para el cultivo
Orquínagua, cumple con la misión de enseñar el cultivo de las orquídeas a instituciones educativas, sobre todo a colegios donde los niños pasan a convertirse en semilleros para la propagación de esta importante planta. Se dictan talleres donde se le da todo tipo de asesoramiento para el cuido de lo que es nuestra Flor Nacional.

Hannover

La orquídea no es solamente admirada por su belleza en nuestro país, sino que trasciende nuestras fronteras y el doctor Sarmiento recordó que el año 2000 se realizó en Hannover, Alemania, una Exposición Mundial en la cual Venezuela llevó una muestra muy significativa de lo que el país aporta al mundo a través de productos, además de la cultura, costumbre e idiosincrasia de lo que es el venezolano.


El pabellón de Venezuela estuvo representado en la figura de una enorme orquídea realizada por el arquitecto Fruto Vivas, y fue considerada la mejor obra de esa exposición. Se refirió que este pabellón contó con la admiración de la mayoría de los asistentes y eso se debió a que la orquídea es una flor muy exótica que llama poderosamente la atención.
En Alemania, el stand venezolano causo furor, ya que dentro de el se podía observar las características de Venezuela como: ambiente, gente, clima, cultivos, paisajes entres otras. Hoy se puede ver esta maravillosa obra en la ciudad de Barquisimeto en el estado Lara.
Por otro lado, dijo que a nivel mundial existen más de 30 mil especies de las cuales en Venezuela hay más de 1.200 de ellas agrupadas en unos 30 géneros, por lo cual ocupan el mayor rango de distribución global.
banner
Anterior
Proxima